Documentación (Parte 2.)

El postureo acabará con las relaciones personales.

Publicado en Trendencias Hombre

La RAE admite el término “Postureo”

Publicado en La Voz Popular

 

Nomofobia: la enfermedad que quizás padece y no lo sabe

Publicado en La Razón

  • Quién es capaz dedejarse el móvil en casa y no tener un deseo irrefrenable de volver a por él.
  • Abreviatura de la expresión inglesa ‘no-mobile-phone phobia’, que los expertos han puesto almiedo a estar sin el teléfono móvil.
  • Wl 66% de la población británica padece nomofobia
  • Por término medio,cada usuario consulta su móvil 34 veces al día
  • El 70% de las mujeres reconoce tenerpánico a perder su teléfono móvil, frente al 61% de los hombres.
  • Además, lanomofobia se manifiesta en síntomas como ansiedad, malestar general, enfado o inquietud

España es el país de la UE con más adolescentes «enganchados» a internet. Dos españoles concienciados con el problema crean una aplicación para acabar con esta dañina adicción

Nomophobia, esclavos del móvil

Publicado en Efe Salud

“no-mobile-phone phobia”

FaceUp, la aplicación que te ayuda a vencer la adicción al móvil

Publicado en ABC

 

  • «síndrome del doble check» —ansiedad producida al mandar un mensaje a nuestra pareja y comprobar que no nos contesta
  • Pero el problema no es evidente solo entre los adolescentes
  • una mujer que se despertaba una hora antes cada día para jugar con su teléfono móvil
  • La «nomofobia», dicen ambos expertos,puede llegar a ser tan dañina y adictiva como lo son el alcohol o el tabaco.
  • La aplicación, que se llama FaceUpy que será presentada oficialmente el próximo día 24, nace, según sus impulsores, con la intención de «ayudar a combatir el preocupante aumento de los malos hábitos derivados de la incorporación de los teléfonos inteligentes a nuestras vidas

Aplicaciones para desengancharse al móvil

Publicado en ABC

Exhibicionismo digital

Publicado en Psicosol

 

  • La tendencia por parte de algunas personas de mostrar su vida personal sin demora y de manera recurrente  e insistente y así obtener refuerzo social.
  • Postureo por dos razones: por un lado porque suelen usarse fotos que no son espontáneas, sino que se adoptan poses
  • Porque suponen un gran número de post, que son entradas o artículos de un blog, en referencia al gran número de comentarios que se suben a la red.
  • El principal peligro de esta tendencia exhibicionista es la perdida de disfrute en las actividades a favor del disfrute exclusivo del refuerzo social.

 

Estudios empíricos de la adicción al móvil

Información sobre grupos de riesgo y cómo prevenir la adicción al móvil

Las TIC son un elemento de cambio social como el automóvil, los nuevos modelos familiares, la migración, etc. Ante un posible caso de adicción no hay que alarmarse: posiblemente se tratará de un exceso y no de una verdadera adicción, sin embargo, vale la pena incidir sobre lo que el lenguaje coloquial denomina estar “viciado” o “enganchado”. La alarma es más frecuente en los padres que desconocen o utilizan poco las TIC y que se encaran por primera vez a un hijo adolescente. El educador social debe proporcionar al adolescente herramientas para hacer un uso adecuado de las TIC y debe ayudar a los padres a cambiar su mirada sobre estas tecnologías. De la misma manera que con las drogas o el sexo, cualquier intervención en estos temas pasa indiscutiblemente por fomentar hábitos saludables. Con estos condicionantes en mente, se pueden adelantar una serie de pautas específicas para actuar sobre el uso desadaptativo de Internet.

  • Participar y compartir: aconsejar a los padres y/o educadores para que enseñen a los adolescentes las aplicaciones que son más útiles y divertidas. Muchas veces los adolescentes utilizan Internet para jugar. En este caso, se puede tomar partido en la elección del juego. Jugar con ellos es una buena manera de participar en una actividad que les motiva, compartir emociones, aprender juntos y conocernos mejor. Al igual que caminar por la montaña o viajar en coche, compartir Internet con ellos es una buena excusa para escuchar y transmitir nuestro punto de vista.
  • Colectivizar: los problemas pueden derivarse del aislamiento que produce tener la televisión, la consola, el móvil y el ordenador en la habitación. Ubicarlos en un espacio común facilita la interacción con los padres y hermanos, y también se puede observar informalmente qué hacen cuando se conectan, a qué juegan y con quién.
  • Agrupar:el juego y la exploración son inherentes al ser humano y a la adolescencia. Jugar con los amigos es mucho mejor que jugar solos. Invitar a los amigos a merendar y moderar sus discusiones es más provechoso que adoptar una postura fundamentalista.
  • Educar para un uso de Internet como fuente de información y formación: incorporar el uso de Internet como metodología de estudio del adolescente, de modo que la red sea un espacio de comunicación vinculado a la reflexión y al conocimiento.
  • Programar: de esta manera podemos confrontarlos con sus límites y pactar con ellos. Siempre es mejor que se repartan el tiempo. Es mejor una hora durante siete días a la semana que siete horas seguidas en un solo día. Hay que evitar los empachos.
  • Hablar de Internet con el adolescente: las valoraciones que hacen los adultos sobre el uso de Internet de los adolescentes son mayoritariamente negativas y dirigidas, casi exclusivamente, a restringir horarios, a emitir juicios de valor sobre la pérdida de tiempo y a criticar los contenidos a los que acceden. Los adolescentes, ante esta actitud, se alejan e intentan evitar hablar de estos temas con el adulto, y dejan un vacío de referentes adultos con los que contrastar las ventajas y los inconvenientes de utilizar estas herramientas.
  • Entender el acceso a Internet como una forma de reaccionar al malestar psicológico:preguntarse por qué el adolescente centra su vida de ocio y de relación en Internet. Hay que tener una actitud de escucha activa ante su aislamiento. Debemos evitar hacer juicios de valor y realizar el esfuerzo de consensuar y concretar unos mínimos aceptables que puedan garantizar un uso adecuado de este instrumento.
  • Interruptores externos: se trata de utilizar cosas que tenga que hacer el adolescente o lugares donde deba ir como señales que indiquen que debe desconectar. Son alarmas naturales que se pueden llevar a cabo con la ayuda de relojes o alarmas de tiempo.
  • Informar sobre los instrumentos limitadores: hay una serie de programas que se pueden instalar al ordenador para bloquear el acceso del navegador a contenidos nocivos, para limitar el tiempo de conexión o para registrar las páginas web visitadas. El navegador Firefox tiene una aplicación (pageaddict.com) que permite regular las webs visitadas y el tiempo invertido.
  • Practicar lo contrario durante el tiempo de uso de Internet: la técnica consiste en romper la rutina para adaptarse a un nuevo horario. Por ejemplo, si lo primero que hace el adolescente al despertarse es comprobar el correo electrónico, podemos sugerirle que lo haga después de desayunar. Si es posible, hay que pactar con el adolescente la duración semanal de las conexiones.
  • Abstinencia de una aplicación particular: una vez se haya identificado la aplicación que resulte más problemática para el adolescente, ésta se debe dejar de utilizar. Esto no significa que no pueda utilizar otras aplicaciones relacionadas con la red. Por ejemplo, si un adolescente tiene problemas con el Messenger, no lo debe utilizar, a pesar de que pueda utilizar el correo electrónico o los navegadores.
  • Fijar metas: para evitar las recaídas se puede elaborar un horario realista que permita al adolescente organizarse el tiempo. Se puede elaborar un esquema de conexiones breves pero frecuentes. Disponer de un horario tangible puede permitir tener sensación de control.
  • Balanza de decisiones: podemos pedir al adolescente que haga una lista de los cinco principales problemas causados por el mal uso de Internet y otra con los cinco beneficios de estar desconectado o de abstenerse de utilizar una aplicación determinada.
  • Sugerir que cultive actividades alternativas: buscar otras actividades de ocio que motiven el adolescente y fomentarlas. Rescatar la red social del adolescente y buscar actividades preferentemente sociales. También se puede incentivar la familia para que participe en estas actividades.
  • Desarrollar un inventario personal:el adolescente debe elaborar un inventario personal de las cosas que ha dejado de hacer debido a su adicción, para después clasificarlas en “muy importante”, “importante” o “poco importante”. Tenemos que conseguir que examine las actividades “muy importantes” para que tome conciencia de lo que ha perdido y quizá le gustaría recuperar

Estudios sobre la imagen que tienen los jóvenes del móvil y para qué lo utilizan

Consecuencias de la adicción al móvil

http://www.psicologia-online.com/autoayuda/adiccion-movil/adicion_telefono.shtml

  • Aislamiento de los demás y soledad
  • Comportamiento alterado
  • Alteraciones del estado de ánimo
  • Comportamiento compulsivo
  • Problemas de comunicación
  • Problemas con el lenguaje, pues ya no nos detenemos a escribir bien, sino que lo importante es la rapidez
  • Peligro de hacer contactos no demasiado buenos como quedar con desconocidos, que pueden traer consecuencias negativas.
  • El comportamiento adictivo hace ser muy sensible a los juicios y valoraciones de los demás y acrecienta los sentimientos de inseguridad
  • Se puede llegar al fracaso escolar o la agresividad.
  • En los casos más graves, se puede llegar a robar y a mentir con tal de tener un móvil porque la adicción es capaz de anular todo nuestro control como personas.

Corto para alertar sobre la adicción al móvil

Publicado en Euronews.

ATENCIÓN: Puede herir la sensibilidad del espectador. No recomendado para menores de edad.  

Obsesión adolescente: conseguir likes

Publicado en La Nación

La doctora en Psicología María Adela Bertella, directora de la carrera de Psicología de la Universidad Austral y especialista en clínica de la niñez y la adolescencia, señala: “Esos «otros» nos devuelven como en espejo una confirmación o desconfirmación de quiénes somos y eso está muy ligado a la autoestima. En este marco las redes sociales brindan una rica fuente de recursos simbólicos con los que los adolescentes interactúan en la elaboración de la propia identidad. En algún punto puede ser peligroso, pero también hay que ver que puede tener efectos positivos”, explica.ç

La modelo australiana que dejó Instagram.

Publicado en El País.

Creó una página web para ayudar a otros adolescentes y jóvenes a desengancharse de los follows y los likes, relata la modelo. En su sitio Let’s be game changers (vamos a cambiar el juego), la australiana comparte vídeos y textos en los que relata y confiesa sus sentimientos y hasta ha escrito su declaración de principios —veganismo, salud mental, física y espiritual o preservación del planeta Tierra, entre otros.

Publicado en Huffington Post

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s